Avda. Luis Braille, 6. Edif. Don Alonso. 29670 San Pedro de Alcántara
650 255 585 info@clinicanuevoboulevard.com

Botox

El tratamiento con la toxina botulínica tipo A (más conocida como BOTOX porque fue su primer nombre comercial) es hoy en día la técnica más usada en Medicina Estética y ha conseguido potenciar nuestro conocimiento de la función de los músculos responsables de la expresión facial.

Nos permite eliminar las famosas patas de gallo o las arrugas del entrecejo, siendo un magnífico complemento de las diversas técnicas de rejuvenecimiento facial, y la más importante en el tercio superior del rostro.

Debido a la elevación natural de las cejas que consigue, es ideal para prepararlas de cara a la cirugía de blefaroplastia.

Otra gran aplicación de la toxina es para el tratamiento de la hipersudoración de las axilas, consiguiéndose correcciones completas del problema.

Es también un arma de gran ayuda en el tratamiento adyuvante de pacientes con asimetrías faciales a nivel de las cejas o la sonrisa, como en casos  de parálisis facial o espasmos musculares.

Fuera de la medicina estética, tiene indicaciones en el campo de la oftalmología (estrabismo), la neurología (determinados casos de cefalea recurrente) o urología (espasmo vesical), entre otros.

Tratamiento de las arrugas de expresión

Esta sustancia, inyectada en pequeñísimas cantidades en ciertas líneas de arrugas faciales, logra la casi desaparición de las mismas de forma prolongada, sin alterar la sonrisa ni la expresividad.

¿Quién está autorizado?

A efectos de medicina estética, este medicamento tiene que ser suministrado por una farmacia de referencia sólo a clínicas autorizadas por la Consejería de Sanidad de la Comunidad para tenerlo en depósito e inyectarlo. El producto debe ser almacenado en unas condiciones de frío especiales. Es conveniente que desprecinten el vial delante suya.

El tratamiento se realizará en la consulta, siguiendo todas las normas de esterilización, higiene y desinfección adecuadas y utilizando material médico desechable.

¿Cómo actúa?

En las arrugas faciales dinámicas, es decir, las que se marcan más ante ciertos gestos de la cara, como fruncir la frente o el entrecejo y son producidas por el movimiento de músculos que hay debajo de ellas. La toxina botulínica, al ser inyectada en esos músculos, consigue que se relajen.

¿Es inmediato el resultado?

No. El resultado va apareciendo paulatinamente al cabo de unos días, lo que supone una ventaja para el paciente, ya que nadie advertirá un cambio brusco en su aspecto. El efecto es máximo a los 15 días, y durará aproximadamente 3 ó 4 meses. En algunas personas dura hasta seis meses. A partir de ese momento, el paciente puede someterse a otro tratamiento, que seguramente será más duradero que el primero.

¿Durante cuánto tiempo puedo tratarme?

El tratamiento se puede repetir cada 4, 5 ó 6 meses sin problemas, según la necesidad de la persona. Existen estudios de tratamientos repetidos durante 10 años sin complicaciones ni pérdida de eficacia. Sin embargo existe una probabilidad baja de provocar tolerancia al medicamento, y que los resultados duren menos.

¿Es doloroso el tratamiento?

No. El tratamiento no causa dolor. Se aplica una pequeña cantidad de líquido mediante agujas extremadamente finas debajo de la piel, en el músculo correspondiente. El paciente puede notar una pequeña molestia durante la aplicación que suele definirse como leve escozor.

¿Se debe hacer reposo después del tratamiento?

No. Se pueden reanudar inmediatamente las tareas habituales y encuentros sociales. Los cuidados mínimos son no frotar o presionar la zona las primeras 24 h., no acostarse o tumbarse en las primeras horas, y evitar sauna y/o baño turco la primera semana.

¿Qué me puede impedir tratarme con la toxina botulínica?

No deben tratarse embarazadas, ni personas con enfermedades neuromusculares como la miastenia gravis o la esclerosis lateral amiotrófica. Tampoco debe utilizarse en zonas infectadas.

¿Cuáles son los riesgos del tratamiento?

Los de cualquier inyección, fundamentalmente un riesgo mínimo de alergia. En un porcentaje menor de un 1% de las personas tratadas puede producirse una caída leve y pasajera (2-3 semanas) del párpado superior, que es susceptible de tratamiento.

Ocasionalmente se puede producir un pequeño hematoma en un punto de inyección, dolor de cabeza o sensación de hormigueo.

Todas estas alteraciones son pasajeras y totalmente reversibles. La toxina botulínica ha venido empleándose con diversas indicaciones desde hace más de 20 años y ha sido aplicada a más de un millón de personas sin que se hayan demostrado efectos secundarios relevantes.

Peelings

La piel es el capital de belleza más importante, es el verdadero envoltorio de nuestro cuerpo y es capaz de regenerarse como por arte de magia. Pero con el tiempo pierde sus propiedades elásticas y sus facultades de regeneración lo que resulta en problemas cutáneos y el proceso de envejecimiento. Para prevenir estas situaciones es necesario cuidarla de forma constante con hidratación, nutrición y protección.

Los peelings se adecuan a cada paciente tanto en el momento de iniciar el tratamiento como en las sucesivas fases en función de la evolución del problema. Las opciones terapéuticas son independientes del fototipo facial. Son eficaces y particularmente fiables y seguros.

Son tratamientos destinados a renovar las capas más superficiales de la piel y cuya finalidad es la corrección de diversos defectos de la misma. Se realizan con diferentes sustancias químicas. Según su grado de profundidad pueden ser clasificados en superficiales, medios y profundos. Cada uno de ellos indicado para la corrección de determinados defectos:

  • Superficiales: Se lleva a cabo con productos poco agresivos (ácido retinoico, alfa-hidroxiácidos, etc.) y los utilizamos para mejorar el aspecto general de la piel, en determinados casos de hiperpigmentaciones y fotoenvejecimiento y en el tratamiento del acné.
  • Medios y profundos: provocan una quemadura cuya profundidad dependerá de la concentración de las sustancias utilizadas (normalmente el ácido tricloroacético (TCA) entre el 10% y 30-40%) y equivalen a la dermoabrasión mecánica.

Los medios son útiles para la corrección de arrugas finas. Donde los realizamos con más frecuencia es en la región perioral (arrugas de los labios) y en las periorbitarias (patas de gallo)

Los profundos los utilizamos en el tratamiento de arrugas más marcadas y en las secuelas de cicatrices, especialmente las de acné. En este caso solemos emplear TCA a altas concentraciones.

En caso de arrugas profundas se puede recurrir al peeling de fenol, pero ha de ser aplicado en quirófano y en régimen hospitalario.

Por último, el peeling no corrige la flaccidez (una piel muy laxa requiere un lifting), las cicatrices profundas ni los problemas vasculares (telangiectasias, rosácea). En algunos casos las hiperpigmentaciones son resistentes y es peligroso su uso en pieles de raza oriental o negra.

Mesoterapia

Mesoterapia facial es hidratación y revitalización. Si hablamos del envejecimiento cutáneo que acompaña a la edad, sabemos que entran en juego diversos mecanismos como factores genéticos, hormonas, exposición solar, nuestra forma de vida.

Todas van a influir en una disminución de la actividad de los procesos metabólicos celulares.

Con un sencillo gesto se consigue una nutrición intensa y una activación de las capas profundas de la piel, a nivel de la dermis, que se refleja en una piel más joven, luminosa y con menos imperfecciones.

Es un tratamiento que se puede asociar perfectamente con otros (tratamientos combinados) y que debe ser personalizado. Es decir, dependiendo de la edad, del estado de la piel, sus necesidades y sus características actuales, podemos utilizar ácido hialurónico asociado a vitaminas y aminoácidos, ácido hialurónico puro, o distintas combinaciones que incluyan factores de crecimiento o minerales como silicio orgánico. Siempre empleando productos autorizados por el Ministerio de Sanidad y con marcado CE.

En todo caso, no es un tratamiento para rellenar o dar volumen, sino para mejorar la hidratación y la elasticidad de la piel en la cara, cuello, escote y manos, dando un aspecto más joven y resplandeciente.

Durante el tratamiento

En primer lugar, el médico limpia y desinfecta la zona a tratar, aplicando luego una crema anestésica para asegurar el tratamiento más cómodo posible.

Tras retirar la crema se irán inyectando pequeñas cantidades del producto indicado repartidas por la zona a tratar con una aguja muy fina. El tratamiento dura entre 10 y 20 minutos.

Después del tratamiento

Después de la inyección puede experimentar enrojecimiento o ligera hinchazón que son transitorios. A veces algún pequeño morado que podrá ser cubierto perfectamente por el maquillaje habitual a las 12 horas. Otras reacciones adversas son extremadamente raras y en caso de observarlas no dude en informar a su médico.

Es aconsejable no usar maquillaje hasta pasadas 12 h., y evitar baños públicos y saunas los tres primeros días.

Rellenos Faciales

Es una de las técnicas más en auge entre las que recurrimos en nuestros programas personalizados para rejuvenecimiento facial. Existen gran cantidad de productos. El más utilizado en nuestra clínica es el ácido hialurónico, por su gran biocompatibilidad y fiabilidad. Nunca utilizamos rellenos permanentes o productos muy novedosos de los que no se dispone de experiencia a largo plazo.

¿Qué es el Ácido Hialurónico (AH)?

El ácido hialurónico es un complejo natural de azúcares (polisacáridos) del tipo glucosaminoglicanos, que está presente en numerosos organismos vivos. En el ser humano destaca su concentración en las articulaciones, el cartílago y la piel. Tiene un papel fundamental en la lubricación de las superficies articulares y en la retención de agua y nutrientes en la piel. Cada día se degrada y se sintetiza de nuevo un tercio del AH que poseemos, pero con la edad los niveles en la piel de este compuesto van disminuyendo de forma natural.

El AH de uso médico se crea durante un proceso de fabricación avanzada (bioingeniería, ya que no se puede sintetizar) y se formula como un gel transparente, suave y maleable, para asegurar que los resultados tengan el aspecto más natural posible.

En forma no reticulada (líquida) el AH se usa como ingrediente en cosméticos y dermofarmacia, dado su altísimo poder hidratante, como eficaz tratamiento tópico para la cicatrización de heridas y úlceras, como colirio lubricante ocular y para tratamientos de mesoterapia.

En forma reticulada (gel) su mayor campo de aplicación es en medicina estética, en tratamientos de implantes de relleno y correcciones de volumen. El AH, además de alisar los pliegues subcutáneos, estimula la producción de colágeno, lo que multiplica y prolonga su efecto rejuvenecedor. Destaca en relleno y contorneado de labios y pómulos, así como para alisar surcos y arrugas, y mejorar el aspecto de cicatrices marcadas.

El AH puede también eliminar los radicales libres, subproductos dañinos para el tejido derivados del metabolismo del oxígeno.

¿Quién se puede tratar?

La mayoría de las personas son excelentes candidatas. Es el único relleno dérmico que ha demostrado ser seguro y efectivo en todos los tipos de piel y puede ser utilizado en pacientes de todas las edades. Además, debido al riesgo prácticamente nulo de que se produzca una reacción alérgica, los pacientes que no son buenos candidatos para otros rellenos dérmicos, con frecuencia sí lo son para el AH.

Las mujeres embarazadas o en etapa de lactancia, o pacientes con su sistema inmune débil, no deben someterse a este tratamiento.

¿Es necesaria una prueba alérgica previa al tratamiento?

A diferencia de los rellenos dérmicos a base de colágeno, que podrían presentar el riesgo de una reacción alérgica, para el AH no es necesaria. Esto se debe a que el AH está naturalmente en la piel humana, y el que administramos se crea por bioingeniería (la molécula es idéntica) y no deriva de animales.

¿Los resultados son inmediatos?

Sí. Aunque el aspecto de las zonas tratadas continuará mejorando algunos días después del tratamiento, los pacientes verán una reducción inmediata del aspecto de líneas y arrugas en las zonas tratadas.

No es necesario un tiempo de inactividad tras el tratamiento. El paciente puede reanudar de inmediato sus actividades habituales, con sólo un enrojecimiento o dolor leve en la zona tratada.

¿Cuáles son los riesgos asociados al tratamiento?

Los efectos adversos son poco frecuentes y , normalmente, desaparecen en menos de una semana sin necesidad de tratamiento.

Dichos efectos generalmente son el resultado de la inyección misma y pueden incluir enrojecimiento, hipersensibilidad, inflamación o morados.

Como explicamos antes, dada la total biocompatibilidad del AH administrado, no existe teóricamente riesgo de que se produzca una reacción alérgica.

Dietética

La dietética representa uno de los pilares básicos en el tratamiento del sobrepeso. La obesidad es un grave problema que se asocia con aumento de riesgo cardiovascular y de riesgo de síndrome metabólico (diabetes tipo II, colesterol elevado,etc.).

Los cambios en los hábitos alimenticios y de estilo de vida dispararon los índices, tanto en jóvenes como en adultos, durante la segunda mitad del último siglo.

En la lucha contra ella es fundamental el abordaje a distintos niveles, que se mantenga en el tiempo, incluso a veces un cambio definitivo de los hábitos alimenticios incorrectos.

Generalmente el sobrepeso proviene de un desequilibrio a lo largo del tiempo entre las calorías que se ingieren y las que se gastan. Lo que genera un balance positivo que se acumula en el organismo en las zonas de tejido graso.

Existen multitud de dietas que varían desde la dieta hipocalórica clásica, con un equilibrio entre los distintos tipos de nutrientes en cada comida, hasta las famosas dietas disociadas o las dietas con ingesta elevada de proteínas acompañada de restricción en hidratos de carbono. En estos casos es esencial el estricto control del paciente por parte del médico, así como controles periódicos mediante análisis de sangre.

El resultado es una dieta que contribuye a modificar el metabolismo para reducir los depósitos grasos sin afectar a la masa muscular.

Con este cambio metabólico y nutricional progresivo, y el control y apoyo del médico, podemos conseguir descensos de peso importantes, a la vez que evitamos carencias de nutrientes importantes, sensaciones de “falta de azúcar” y estados de ánimo predepresivos. En esto último, son de gran ayuda los recursos de la farmacoterapia moderna aplicada con criterio médico, que nos permiten asociar tratamientos reguladores de las enzimas o de los neurotransmisores. Esto nos facilitará evitar los fallos en el mantenimiento de la dieta.

Es importante aceptar que no hay dietas “express” y por tanto el tratamiento debe ser en el tiempo y en varios niveles. Hay que modificar los hábitos alimenticios, pero también el sedentarismo propio de nuestra sociedad, por lo que es fundamental la prescripción de un ejercicio físico razonablemente adecuado a cada paciente.

Ellysis/Radiofrecuencia fraccionada

Radiofrecuencia fraccionada con microagujas cubiertas de oro (no se provocan alergias).

La radiofrecuencia es conocida por su capacidad de regenerar las fibras de colágeno de la piel, encargadas de mantener firme el tejido. Esta nueva tecnología aplica calor de forma fraccionada en la dermis profunda, con un impacto significativo pero con una mínima afección de la capa más superficial de la piel. La regeneración se produce, entonces, de adentro hacia afuera.

Consiste en la más innovadora opción para realizar ablación (micro quemaduras controladas) para la reducción de arrugas y resufacing de la piel de manera fraccional con tecnología de radiofrecuencia.

Tratamiento de innercorium y epidermisparamejoraracne,

porosabiertos, arrugasfinas y tensado de piel

Reparar la piel, punto por punto

Tras años de investigación, se descubrió que al tratar la piel por milimétricas fracciones, la respuesta biológica de curación resultaba ser mucho más rápida y que, por lo tanto, el tiempo de recuperación del paciente se reducía drásticamente. Este gran avance permitió que se desarrollaran nuevos tratamientos anti-age mucho más atractivos a los ojos de los pacientes.

Hoy, gracias al suministro de forma controlada y fraccionada de energía, es posible alcanzar los resultados de los láseres más potentes con el tiempo de recuperación de las tecnologías más suaves. Lo mejor de dos mundos dieron origen a este nuevo Universo Fraccionado.

Este método proporciona una piel más suave y sana al tiempo que mejora el tono, el color y la elasticidad desde la primera sesión. Consiste en la emisión de miles de minúsculos haces, que penetran en la piel a modo de profundas columnas térmicas. Estas columnas se convierten en zonas de micro-lesiones separadas por tejido sano; es decir, por células con capacidad para promover una rápida cicatrización. Éstas empezarán rápidamente el proceso natural de regeneración de tejido nuevo y sano en el lugar de las imperfecciones, renovando la epidermis en aproximadamente 24 horas.

Tecnología Plasma/Soft Surgery

Minilifting y eliminacion de manchas

El Plasma Pen es sin duda la herramienta más novedosa, segura y efectiva para tratar de forma no quirúrgica el exceso de piel, arrugas, manchas y marcas de acné entre otros problemas estéticos. Sin necesidad de pasar por quirófano, obtenemos excelentes resultados con una técnica más conservadora y una recuperación mucho más rápida.

¿Cómo funciona?

El instrumento debe ser utilizado por una persona cualificada y formada para el correcto uso de la herramienta. Usando un cabezal ligero y versátil, se aplican estratégicamente pequeños “puntos de disparo” (Técnica Puntiforme) cuyo alcance no va más allá de la epidermis.

Este tipo de energía, llamado plasma, produce de este modo una lesión superficial y perfectamente controlada, garantizando una seguridad total en las zonas circundantes. Las lesiones inducidas son del tamaño de la cabeza de un alfiler, y el tejido alrededor y por debajo del punto de impacto no recibe energía y no sufre daño. La lesión inducida provoca una retracción inmediata de la piel, que se puede ver desde el primer momento. En las horas siguientes se va formando una costra en cada punto que dura entre 5 y 7 días aproximadamente. Cuando se van cayendo, aparece debajo una piel nueva, sonrosada, elástica y retraída que sustituye a la piel eliminada.

Indicaciones:

  • Exceso de piel en párpados:

Hasta hoy, la única técnica para corregir los signos de envejecimiento en la mirada (caída de los párpados, bolsas,…) era la cirugía de los párpados o blefaroplastia.

El Sistema Plasma consigue excelentes resultados, con retracción inmediata que se aprecia desde el primer momento. Sin embargo, de 1 a 2 repeticiones son casi siempre necesarias en caso de un lifting de parpados de pieles mayores. Para mantener su piel joven en el área de los ojos, entre las edades de 30 y 40, generalmente es suficiente tener un tratamiento.

Además con la ventaja de que no hay ningún riesgo de que aparezcan hematomas.

El médico aplicará la Técnica Puntiforme diseñada de forma personalizada para cada paciente y conseguir la retracción palpebral deseada .

El resultado se aprecia en una sola sesión, eliminando los signos de envejecimiento que evidencian el paso del tiempo en nuestra mirada sin necesidad de cirugía.